Los nutrientes de estos alimentos suelen estar intactos, es decir, han tenido un crecimiento orgánico y natural. Con un sabor intenso y textura apetitosa.

Los productos tratados de forma intencionada pierden gran parte de su valor nutricional por lo que su diferencia con los productos ecológicos es llamativa.

Llevar una vida saludable y utilizar productos sin aditivos, de origen natural o vegetal, nos permiten asegurar el equilibrio y bienestar de nuestra piel

El adjetivo ecológico se asocia a productos naturales, saludables y que respetan el medio ambiente. Proceden de una agricultura libre de residuos químicos.

Página 11 de 11 1 9 10 11