Alimentación niños celiacos

La celiaquía es la enfermedad digestiva que daña el intestino delgado por la irritación que sufre ante la proteína de gluten, que se encuentra en la semilla de muchos cereales como en el trigo, el centeno, la cebada, la malta y la avena.

Esta enfermedad no tiene un cuadro sintomático muy claro, puesto que afecta de diferente forma a cada persona. Hay enfermos que desarrollan la intolerancia desde la infancia y en cambio a otros a los que se les manifiesta a una edad más adulta.

Los síntomas pueden ser diarreas, flatulencias excesivas, cansancio y pérdida de peso. En la infancia puede retrasar el crecimiento del niño. Pero todas estas señales se pueden confundir con otras enfermedades por lo que es conveniente realizar una prueba más específica a cargo de un médico para tener un diagnóstico más acertado.

Las personas intolerantes al gluten pueden presentar malnutrición, ya que no pueden absorber correctamente los nutrientes de los alimentos, por eso es muy importante que se detecte y se trate cuanto antes.

Un ritmo de vida diferente

El tratamiento se basa en evitar la ingesta de gluten. Es muy importante que esta restricción se realice solo si eres intolerante, ya que el gluten solo daña a las personas que no lo digieren de forma adecuada.

Un niño celíaco que siga una dieta variada a base de lácteos, frutas, verduras, legumbres, carnes, pescados, huevos y cereales sin gluten estará bien nutrido y sano. El primer paso pasa por educar tanto a los familiares como al enfermo sobre la enfermedad, para que sea totalmente consciente de los alimentos que puede tomar y los que no.

Por suerte para los pequeños y los padres hoy en día existe una gran variedad de productos libres de gluten en el mercado. Por lo que es muy importante conocer muy bien los productos que pueden tomar y los que no para que las comidas no sean una tortura y hacer la compra sea más sencillo.

En casa es recomendable evitar los productos precocinados y o sin etiquetas. Se deben comprobar todas las etiquetas para asegurarse de que los productos no contienen gluten. Todos los alimentos de maíz o arroz pueden tomarse sin problemas, pero hay que tener mucho cuidado con los productos precocinados, los embutidos, las pastas, la bollería y los chocolates.

Comer fuera de casa ahora es más fácil ya que muchos restaurantes tienen carta de alérgenos. De cualquier forma es conveniente anticipar que la comida debe ser libre de gluten allá donde se vaya. Si el niño va a un campamento o un comedor escolar le debe indicárselo a los responsables del lugar para que tomen las medidas oportunas de forma anticipada.

En Biomarketoledo contamos con una amplia variedad de productos libres de gluten, para que todos los celiacos puedan degustar deliciosos alimentos sin preocuparse por nada. Ven y conócenos.

© 2017 Biomarket Toledo
Desarrollado por Innovo Comunicación