Los productos procesados contienen una extensa lista de ingredientes que en muchos casos es ilegible para cualquier ser humano, descifrarlo y saber algunos trucos es más fácil de lo que piensas.

En muchas ocasiones vamos al supermercado con prisas y sin una planificación de la compra. Nos dejemos llevar por los atractivos packing de los productos procesados: Alimentos baratos, con diseños llamativos y muy seductores que suelen ahorrarnos “mucho tiempo en la cocina”, tiempo que normalmente no nos sobra.

Sin duda alguna la disminución del tiempo que pasamos cocinando ha provocado un deterioro en nuestra salud, empeorando los índices de nutrición y haciéndonos candidatos de padecer afecciones tan graves como la diabetes o sobrepeso.

La gran pregunta es ¿Cómo tengo que hacer la compra?

Existe un paso antes de aprender a leer el etiquetado de los productos.

Una cesta saludable debe incluir alimentos frescos y sin etiquetar, por lo tanto estos no contienen ningún tipo de etiquetado ni envasado por lo que no tendrías que preocuparte. Las frutas, verduras y legumbres a granel forman las bases de una buena alimentación.

Trucos para realizar una compra saludable

  • Tu cesta debe estar formada por al menos un 50% de alimentos frescos
  • Compra legumbres y productos a granel
  • Cuando compres productos enlatados o con etiqueta procura que solo tengan un ingrediente, como puede ser la harina.
  • En la etiqueta debe coincidir el primer ingrediente con el nombre del producto.
  • No compres productos que contengan más de 5 ingredientes en la etiqueta.
  • Evita los productos con azúcar añadido, grasas, sal

Aprende a entender las etiquetas

Cualquier producto envasado debe llevar un etiquetado con su procedencia y sus ingredientes, pero en muchas ocasiones es imposible entender lo que pone, por eso te lo explicamos:

  • El orden altera el producto: El orden de los ingredientes es muy importante, ya que señala el porcentaje de cada uno de mayor a menor. Es decir el primero que aparezca más estará presente en el producto.
  • Evita los productos con azúcar añadidos. Este puede aparecer con diferentes acepciones como “sacarosa”, “glucosa”, “dextrosa”, “jarabe de” o “sirope de”.
  • En muchas ocasiones la sal viene indicada como sodio para despistarnos. En estos casos se debe multiplicar la cantidad indicada por 2,5 gramos y tendremos la cantidad de sal del producto.

Un producto con un porcentaje entre 0,26 y 1,24 gramos por cada 100 gr sería un contenido medio de sal, aunque lo más recomendable sería disminuir esta cantidad.

  • Lo más recomendable es comprar productos libres de grasas, pero si lo incluye lo más recomendable es que sea sólo aceite de oliva virgen extra.

Esperemos que esta información haya sido de utilidad y ahora estés más cerca de convertirte en un #bioadicto e iniciar una nueva vida saludable, ecológica y 100% respetuosa con el medio ambiente.

Únete a nuestra comunidad de #bioamigos y comienza el cambio.

© 2017 Biomarket Toledo
Desarrollado por Innovo Comunicación